Blog ecoXixón

¿Qué datos son interesantes para una SmartCity?

Cuando alguien se plantea un proyecto relacionado con la utilización de datos abiertos ofrecidos por los organismos públicos de los gobiernos, aparece una pregunta recurrente: ¿qué datos voy a utilizar de todo el catálogo que hay disponible en la red?. Tal vez podríamos distinguir entre los datos relevantes para las empresas o ayuntamientos y los relevantes para los habitantes. En este artículo me centraré en los relevantes para la ciudadanía, ya que pienso que son el verdadero motor que puede impulsar una Smart City.

Son varias las preguntas que quiero plantear en este artículo, así que… ¡al turrón! (como decía aquel).

¿Qué datos son importantes para los habitantes de una ciudad?, ¿por qué?

En la actualidad, entidades como el Ayuntamiento de Gijón, ofrecen de forma abierta y gratuita datos relativos a la ciudad. En este catálogo de datos, encontramos una amplia variedad de conjuntos de datos disponibles en distintos formatos de consumo (para aplicaciones informáticas, principalmente). Entre estos conjuntos, un total de 423 elementos mientras se escribe este artículo, se encuentran datos históricos, datos estáticos e incluso datos en tiempo real. De entre toda esta variedad, ¿son todos importantes y/o necesarios?, ¿cuales son realmente los importantes para los habitantes de una ciudad (como Gijón)?, ¿quién debe determinar cuáles son importantes para la ciudadanía?.

¿Qué información necesita un ciudadano/a?

Se podría pensar que datos como el tráfico de la ciudad, dónde hay puntos limpios o dónde están los hospitales públicos puede ser información valiosa para los habitantes de una ciudad pero… ¿cuántos de vosotros miráis el estado del tráfico antes de ir a trabajar?, o ¿cuántos buscáis los hospitales de vuestra ciudad?. Al trabajo se puede ir, habitualmente, por un par de rutas distintas y seguramente ya conozcas qué tráfico hay en cada una de ellas de lunes a viernes a las 8:30 de la mañana. Respecto a los hospitales, tú ya sabes dónde está el hospital dónde tus padres te llevaron cuando te hiciste aquel esguince de pequeño o cuando fuiste a ver al recién nacido de tus mejores amigos. ¿Quizá esta información sí resulta realmente interesante para los foráneos?.

Por otro lado, tal vez haya conjuntos de datos que pueden llegar a ser realmente relevantes para la ciudadanía si se les muestra de una forma adecuada. “Nunca sabes cómo van a usar los agentes externos (programas informáticos, personas, etc.) los datos que publiques abiertamente” es una frase que nos repitieron en el último Festival de Datos Abiertos de Gijón. ¿Tal vez es el contexto de cada habitante de cada ciudad lo que determina la información que necesita?.

Existe una iniciativa llamada Open Data Index, llevada a cabo de Open Knowledge Foundation, en la que expertos (supuestamente) en open data de todo el mundo realizan aportaciones con el objetivo de evaluar el grado de apertura de los conjuntos de “datos de mayor interés”. Podéis consultar el caso de España aquí. Según este estudio, los conjuntos de datos de mayor interés son:

  • Transport Timetables
  • Goverment Budget
  • Election Results
  • Company Register
  • National Map
  • National Stadistics
  • Legislation
  • Postcodes/Zipcodes
  • Emissions of poliutants

¿Por qué son estos conjuntos de datos los de mayor interés?. En el caso de este estudio dichos conjuntos de datos fueron elegidos por su amplitud y relevancia mediante debate, después de haber consultado con la comunidad Open Government Data (about OPI). 

¿Quién decide qué datos son importantes para la ciudadanía que representa?

Los datos públicos son del pueblo, pero son los gobiernos y administraciones los que actúan a modo de filtro y deciden el qué, el cómo y el cuándo. La apertura de un conjunto de datos al público depende, principalmente, de 3 partes:

  1. Decisión política
  2. Decisión del gestor/administrador de los datos
  3. El departamento informático/técnico

Partiendo de la base de que los políticos de la administración de turno entiendan que realmente sí es importante ofrecer datos abiertos al público, entran en juego las decisiones de los gestores y la viabilidad a nivel técnico. Normalmente, es una comisión con personas de este tipo la que, conjuntamente, clasifica y prioriza los datasets a publicar. Todo tiene que cuadrar, porque (por ejemplo) por muy interesante o voluntad política que haya, si un cierto tipo de datos es costoso técnicamente (no está estructurado, no en BBDD corporativa, etc.) tardará mas en publicarse, seguramente, que otro que puede resutlar menos interesante para el ciudadano pero, que sea fácilmente publicable y en breve plazo. Pero hay muchos factores y cada administración pública es distinta.

¿Realmente le interesa a la ciudadanía los datos que el ayuntamiento ofrece actualmente?

Las entidades públicas de los países hacen una gran esfuerzo (otra vez, supuestamente) para conocer qué datos son realmente útiles para la ciudadanía por la que trabajan y así poder ofrecerla abiertamente, ¿creéis que lo están consiguiendo? (ya verás, al final me va a salir un artículo reivindicativo).

Los datos ofrecidos, ¿son los que deben ser?

En la Web educacional del MIT existen unas transparencias obtenidas a partir de un estudio titulado “Does Information Lead to More Active Citizenship? Evidence from an Education Information Intervention in Rural Kenya” en el que formulan la pregunta “¿Qué hace que un ciudadano se implique en el consumo y análisis de datos e información?” y que puede ayudar en la búsqueda de las respuesta a las (numerosas) preguntas que estoy formulando aquí.

En la Web del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de las SI existe un estudio titulado ESTUDIO DE LA DEMANDA Y USO DE GOBIERNO ABIERTO EN ESPAÑA (EDICIÓN 2013) donde se “aborda la demanda y uso por parte de la ciudadanía del Gobierno Abierto en España, entendiéndose por Gobierno Abierto un modelo de gobierno que incorpora como pilares fundamentales de su funcionamiento los principios de transparencia, participación y colaboración con la ciudadanía, aprovechando las oportunidades que ofrecen las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).” (menuda descripción). De lo más relevante (en mi opinión) es la Presentación Demanda y uso de Gobierno Abierto en España (a partir de página 9) en el que se indica (explicando previamente la metodología usada) qué datos abiertos considera el ciudadano/a español como más relevante en cada área pública se distribuye como sigue:

Dato Interés
Cómo se gasta ese presupuesto 32,1%
Mis derechos y obligaciones 23,7%
Próximas iniciativas y proyectos en este ámbito… 11,2%
El gasto público que supone (su presupuesto) 10,1%
Información sobre la calidad de los servicios 9,4%
Los servicios disponibles 9,4%

No son datos con la granularidad que podría esperar alguien que quiere saber qué datos, de los abiertos, son los que la ciudadanía reclama, pero “el pueblo ha hablado”.

Algunas preguntas aquí planteadas se han quedado sin responder, otras se ha respondido parcialmente. Intentando responder a la pregunta inicial planteada ¿Qué datos son interesantes para una SmartCity?, mi conclusión es… que quiero que cada lector de este artículo saque la suya y la exponga aquí ;) .

3 pensamientos sobre “¿Qué datos son interesantes para una SmartCity?

  1. Luis Meijueiro

    Buen artículo Lobo. Veo que el Open Data Lab de Gijón ha dejado su huella! ;-) Los tipos de datos más interesantes para cualquier consumidor final suelen ser los datos más cambiantes, y en su máxima expresión los datos que llamamos en “tiempo real”, como pueden ser datos climatológicos, datos de densidad de tráfico, datos de la localización y ocupación de vehículos públicos (como autobuses, o bicicletas, etc.), datos de la calidad del aire, o datos del consumo de energía y agua. Esto no es de extrañar ya que son datos también interesantes para muchas empresas y que vienen empleando desde hace mucho. p.ej. muchos hemos oído que las compañías suministradoras de agua pueden saber cuándo un partido de fútbol entra en el descanso por el aumento instantáneo del consumo de agua… Y las compañías eléctricas monitorizan permanentemente el consumo energético para saber, y lo que es más importante, predecir, cuándo habrá ciertos picos de consumo. Esto que antes solo lo hacían estas compañías, ahora mediante el Open Data está empezando a ser podible por los propios ciudadanos, para unos fines también propios, como ahorrar en sus facturas de servicios y ayudar también en la sostenibilidad medioambiental.

  2. Pingback: ¿Cuál es la situación de los gases contaminantes y la contaminación atmosférica en Gijón? | Blog ecoXixón

  3. MarcG

    Lobo,

    Más que preguntar por qué datos son los más interesantes para una Smart City deberíamos preguntarnos qué tipos de datos son los más interesantes.

    Como comenta Luis, lo más interesantes – según mi experiencia – son todos los datos ofrecidos en tiempo real, o sea, aquellos datos que tienen una alta variabilidad (tengan o no una fácil previsión).

    Un buen ejemplo de este tipo de datos es el tráfico en tiempo real (discrepo de tu comentario, creo que es muy interesante poder conocer el tráfico en tiempo real, especialmente en aquellos sitios/momentos en que habitualmente no hay ningún problema).

    En general, los datos – ofrecidos en tiempo real – más interesantes son, en buena parte, fruto de los sensores situados en el territorio.

    Por otra parte, es conveniente diferenciar los dos grandes usos de los datos (con sus respectivos públicos). Por un lado tenemos a los datos relacionados con la transparencia de nuestras administraciones públicas (lo que en inglés es el ‘accountability’). La ciudadanía exige la apertura de estos datos para poder realizar un mejor control de la gestión de sus bienes comunes, en particular – aunque no exclusivamente – control del presupuesto público.

    Por otro lado tenemos aquellos datos que reflejan, insisto en tiempo real, de lo que ocurre en una ciudad: estado del tráfico, estado de la polución, temperatura, niveles de polen en el aire, ubicación de los transportes públicos, etc. Esta información en tiempo real es muy interesante para poder ofrecer servicios a los ciudadanos, consecuentemente, este tipo de datos tienen un primer público técnico especialista (que realizará servicios para ser ‘consumidos’ por el público en general).

    Conviene no mezclar ambos tipos de datos dado que tienen unas características y un público destinatario diferentes.

Responder a MarcG Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>